Ética Hacker: ¿evolución, revolución o cooperación?

revolución hackerEl concepto revolucionario del hacker aparece estrechamente ligado al libro de Steven Levy’s (1984) “Heroes of the Computer Revolution” [1] (se puede leer online en Project Gutemberg: aquí ). En dicha obra se apuntan varias ideas cuya apariencia es efectivamente revolucionaria en medio de una sociedad capitalista donde “todo” es propiedad de alguien. Estas son (abreviadamente) tales ideas:

  • El acceso a los ordenadores y a cualquier cosa que te enseñe algo sobre cómo funciona el mundo, debe ser ilimitado y total.
  • Toda la información debe ser libre.
  • Hay que desconfíar de la autoridad y promover la descentralización.
  • Los hackers deben ser juzgados por sus acciones y no por falsos criterios como edad, título, raza o posición.
  • Es posible crear arte y belleza en un ordenador.
  • Los ordenadores pueden cambiar tu vida para mejorar

Por otra parte, en el campo de lo revolucionario, aparece Phrack (www.phrack.com), el periódico «oficial» de phreacker/hacker editado en inglés desde 1985. Un phreacker es alguien que hackea (rompe, transpasa las barreras) las líneas telefónicas y consigue llamar grátis a cualquier parte del mundo. Así Phrack Magazine, revista gratuita en formato ASCII (otro símbolo de no sujección a contratos ni derechos de autor) coloca en el mismo estatus tanto a los expertos en atravesar barreras informáticas como a los que extienden su actividad a las redes de comunicaciones telefónicas. Para Phrack el hacking es concebido como una tecno-revolución.

 [youtube y7dm7i4o0S4 nolink]

El mundo revolucionario del phreacker/hacker se apoya en 3 principios básicos:

  1. Los hackers rechazan la idea de que los negocios son el único grupo con derecho al acceso y uso de la moderna tecnología.
  2. El hacking es considerada como la mayor arma en el combate contra los abusos de la tecnología informática.
  3. El alto costo de los equipos se sitúa más allá de los medios de la mayoría de los hacker, lo que resulta en la percepción de que hacking y phreaking son el único recurso para propagar la lituratura informática a las masas.

Como se puede observar, desde esta perspectiva la ideología hacker se adapta bien a la definición de «Revolución» que podemos encontrar, por ejemplo, en Wikipedia: “cambio o transformación radical y profundo respecto al pasado inmediato”.

Abundando en la perspectiva revolucionaria no podemos dejar de citar a Richard Stallman, antiguo hacker del mítico Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT (1971), quien fundó el proyecto GNU en 1984 con el objeto de desarrollar un sistema operativo libre. Según él los hackers se caracterizaban por lo siguiente:

  • Las reglas no eran importantes, lo eran los resultados.
  • El orgullo de eliminar cualquier obstáculo en el camino.
  • Eran normas del hacker: mantenerse a salvo , no dañar las cosas ni a las personas y ser divertido .

Igualmente interesante nos parece pertinente citar a Castells en este enfoque del hacker como luchador revolucionario (Castells, Manuel. La galaxia Internet, reflexiones sobre internet, empresa y sociedad. Areté, Barcelona, 2001.p.23): «La creación y desarrollo de Internet es una extraordinaria aventura humana. Muestra la capacidad de las personas para trascender las reglas institucionales, superar las barreras burocráticas y subvertir los valores establecidos en el proceso de creación de un nuevo mundo. A su vez, sirve para respaldar la idea de que la cooperación y la libertad de información pueden favorecer la innovación en mayor medida que la competencia y los derechos de propiedad.»

[youtube jyyjg7MM2TM nolink]

Otros autores sin embargo mantienen planteamientos menos frentistas sobre el fenómeno hacker y permiten contemplarlo en cuanto “evolución” natural de las actividades humanas. Veamos un pequeño compendio de sus ideas:

  • Interesante resulta al respecto lo que nos dice Luis Villoro en el texto “Sobre el concepto de Revolución” [3], caracterizándola como un concepto “moderno” que implica “vuelco de la historia: ruptura, corte que niega una época e inicia una nueva”, pero puesto en crísis “por su imprecisón”.
  • También encontramos significativo, en el mismo sentido, a Hugo Pardo (http://www.ub.es/prometheus21/articulos/obsciberprome/hugopar.pdf ), autor que magnifica la intercreatividad, la solidaridad y el bien común y reconoce que fueron “banderas imprescindibles en la creación de la red” pero que también reconoce que sin los hackers como promotores de este espíritu, ni los ordenadores personales ni internet existirían como hoy se conocen.
  • En el caso de Mauricio Suarez, «Reinterpretando la obra de T. S. Kuhn» (Structure of Scientific Revolutions), son interesantes las puntualizaciones siguientes:
    a) El conocimiento científico del mundo está recogido no solamente en las teorías de la ciencia, sino también en sus descripciones fenomenológicas, en sus prácticas y técnicas (experimentales y teóricas), y en sus instituciones.
    b) «[…] afirmar una forma de optimismo epistemológico en la ciencia, en la forma de un crecimiento cumulativo del conocimiento fenomenológico en la historia de la ciencia».

Finalmente, podemos citar algunos autores de cuyas ideas se puede desprender un enfoque de la actividad del hacking volcado hacia la “cooperación”, un aspecto menos belicista, nada fatalista (como podría llegar a ser considerado el enfoque evolucionista) y más voluntarioso que los dos anteriores.

Algunas ideas interesantes de Wesson, R., Williams, P. En: «Evolution and Human Values, 1995″ (http://books.google.com/books?id=4PoRaE5w3q4C&hl=es):

  • La competitividad inherente a las leyes de la evolución natural choca con la naturaleza cooperativa del ser humano.
  • Los humanos pueden desarrollar éticas independientes de las leyes de la selección natural.

Según los autores Depew, D. Weber, B. , bien conocidos por su obra “Natural Selection and Self-Organization (1996)” (Springer Netherlands):

  • La evolución social favorece la peculiar combinación de competitividad y cooperación.
  • La revolución de la complejidad estaría gobernada por la interacción entre selección natural (beneficio puro) y cultura cooperativa.
  • El azar, la auto-organización y la selección natural pueden ser conceptualizados como fuentes de “orden” en los sistemas biológicos.

Así pues, como podemos ver en Depew y Weber se vislumbra una síntesis de las tres posturas, lo cual trasladado al dominio del hacking nos llevaría a comprenderlo como parte integrante de la “revolución de la complejidad”.

[youtube GIXhLXIfVsc nolink]

También se pueden clasificar la evolución natural y la auto-organización en cuanto componentes básicos de la vida biológica, como nos explica Tomás García Azkonobieta en su tésis “Evolución, desarrollo y (auto)organización” (http://www.ehu.es/ias-research/garcia/TESIS.pdf ), pero sin olvidar que caminan de la mano en continua interacción, puesto que “la selección natural selecciona ante todo propiedades (auto)organizativas, y a su vez, que ésta sólo aparece como resultado de la dinámica (auto)organizativa”.

Y, finalmente, todo ello parece situarse en línea con las tésis de Castells (“Informacionalismo, redes y sociedad red: una propuesta teórica”; en “La Sociedad Red: una visión global”. Alianza Editorial, 2004) sobre la influencia de la cultura en la reprogramación de la sociedad red y, especialmente, la capacidad de las ideas (y de los que las aportan) para programar los objetivos: así los hacker podrían ser considerados como re-programadores sociales con la principal meta de construir una red cooperativa global y compensar por esa vía las tendencias individualistas del ultracapitalismo reinante en la sociedad moderna. No dejarían de ser factores auto-organizativos, compensatorios de la fría lógica de la selección natural.

Artículo actualizado del original publicado el 29-03-2009 en:
Sociedad de la Información.
Estudios de Información y Comunicación – Documentación.
Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Fuentes:

[1] Levy, S. [en línea] Hackers: heroes of the computer revolution. 1984. [consultado: 11-12-2011] [download id=»3943″] [Enlace externo: PDF]

[2] Vilata i Balaguer, I. [en línea] La ética del hacker y el espíritu de la era de la información. Artículo de Blog. [consultado: 11-12-2011] [Enlace externo: HTML]

[3] Villoro, L. [en línea] Sobre el concepto de revolución. [consultado: 11-12-2011] [Enlace externo: Scribd]