El peligro de las Ideas

Libertad de expresión y límites

Libertad de expresión y límitesEl Papa opina que la libertad de expresión tiene límites, según publican diferentes medios de comunicación: “Hay un límite, cada religión tiene dignidad, cada religión que respete la vida humana, la persona humana… Yo no puedo burlarme de ella. Y este es límite” (El País, El Correo, El Universal MX, …), si bien es cierto que al mismo tiempo no se justifica la violencia en nombre de la religión y se considera una verdadera “aberración” el hecho de matar en nombre de Dios.

¿Una de cal y otra de arena? ¿Se puede contentar a todos? ¿Nadar y guardar la ropa? ¿Prudencia para calmar los ánimos? Lo dicho se puede interpretar de muchos modos, pero la puerta queda abierta… ¡NO SE PUEDE!

Pero nos habremos de preguntar como mínimo ¿qué es lo que no se puede? ¿No se puede denunciar la barbarie, la injusticia, el abuso, las masacres, los males del mundo? O únicamente no se pueden denunciar si son cometidos “en nombre de la religión“. ¿El islamismo es el devenir lógico y natural del Islam, o es una mala interpretación de esta religión? se pregunta Yitzhak [1] y a nosotros nos da mucho que pensar porque como expresa claramente este autor: “la mayoría absoluta de jurisconsultos musulmanes y líderes religiosos del Islam justifican la violencia islámica, y aquellos –pocos- que dicen que la violencia es una mala interpretación no han condenado en absoluto la violencia y crímenes de los islamistas“.

Este ¡NO SE PUEDE! lanzado por el Papa ¿se aplicaría también a los ataques a cristianos en el mundo musulmán? Porque siguiendo ese mismo argumento habría que preguntarse por las manisfestaciones del arzobispo metropolitano de la Iglesia Apostólica Ortodoxa de Antioquia citadas por Opalín [2]: “los cristianos en Siria son asesinados como animales”. ¿Cuándo pedirá el Papa ese puñetazo al que alude en sus últimas declaraciones? O es que se considera lícito que los musulmanes asesinen a cristianos al mismo tiempo que se justifica “el puñetazo” a quien ofende con un lápiz al islam.

Quizás habría que comenzar a plantearse qué hubiera ocurrido con los sucesivos intentos de conquistar Europa (invasión de España, guerras otomanas) por parte de los musulmanes si los cristianos no se lo hubieran impedido con las armas en vez de dejarse matar con un crucifijo entre las manos.

¿Acaso es más importante su libertad que la nuestra para que se nos impida defendernos de lo que son claras agresiones? ¿Quién es el malo aquí, el que asesina o el que se procura protección? Los derechos humanos han de ser mantenidos por encima de cualquier fundamentalismo religioso y únicamente ellos han de ser elevados a la categoría de límite Libertad de expresión y límitesa la libertad de expresión.

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS (ONU)

Artículo 18
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Fuentes:

[1] Yitzhak, E. [en línea] Crímenes en nombre de la religión. Gees.org Análisis Grupo de Estudios Estratégicos. 03/10/2012. [consultado: 16/01/2015] [Enlace externo]

[2] Opalín, L. [en línea] Los cristianos al filo de la navaja en Medio Oriente. En Opinión de elfinanciero.com.mx 05/08/2014 [consultado: 16/01/2015] [Enlace externo]

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google
Twitter
Visit Us