El peligro de las Ideas

El Hipertexto

Ted Nelson , un autor de películas y musicales de rock acuñó, en el año 1963, el concepto de “hipertexto ” al crear un sistema de almacenamiento y recuperación de datos que bautizó como “Xanadú “.

Ted NelsonNelson buscaba un sistema de máquinas “media” que permitieran superar las limitaciones de la información en papel. Para ello proponía entrecruzar la información mediante una especie de enlaces auto reparables (no como los actuales que se rompen) y transclusiones (mostrando las conexiones entre partes idénticas).

Aunque este modelo de Nelson está en el origen de la World Wide Web , no coincide con la actual implementación hipertextual de la red.

Si tomamos de la Real Academia Española de la lengua su definición de “hipertexto” como “Texto que contiene elementos a partir de los cuales se puede acceder a otra información” y la ponemos en relación con la intención de Xanadú de interconectar diversos textos y permitir el trabajo simultáneo y en paralelo con varios documentos diferentes nos haremos una buena idea de las posibilidades multidimensionales que nos ofrece el hipertexto.

Pero esta dimensión de interconexión textual se refiere únicamente a los enlaces semánticos más tradicionales y se ha visto superada por el fenómeno multimedia. Así los hiperenlaces actuales nos permiten navegar entre mundos multidimensionales fuera del plano exclusivo del texto y donde se incluyen música, sonidos, imagen fija y vídeo, gráficos estáticos y también interactivos, así como variadas combinaciones de todos ellos y otros más insospechados como Bases de Datos (de todo tipo) y documentos secundarios generados dinámicamente.

El hipertexto resulta muy útil siempre que no se caiga en los problemas típicos que presenta: pérdida de orientación (navegación dispersa y sin objetivos), saturación informativa que produce desbordamiento cognoscitivo y, finalmente, exceso de pasividad derivada de la facilidad de acceso a la información (tendencia a no reelaborar personalmente la información).

Una gran ventaja del hipertexto a la hora de confeccionar nuestros propios apuntes personales está en el hecho de “implicarse” al construir la interrelación de informaciones.

La persona que construye su propio hipertexto difícilmente puede adoptar una actitud pasiva; si la información le desborda percibirá que ha de refinar su “constructo” y si se desorienta reconstruirá mejor su mapa conceptual de base.

El Hipertexto freemind

Ejemplo de mapa conceptual (Ver: María Birbili )

Las facilidades de dibujo de Word (u otros similares), añadiendo las nota personales a modo de comentarios y ampliando los conceptos mediante links hipertextuales a páginas de Internet donde ampliar y profundizar los conceptos pueden servir como un comienzo para cualquiera.

El principio no es otro que el utilizado para preparar el hipertexto de este blog y de otros muchos.

Videos: BBC

In this one-hour documentary produced by the BBC in 1990, Douglas falls asleep in front of a television and dreams about future time when he may be allowed to play a more active role in the information he chooses to digest. A software agent, Tom (played by Tom Baker), guides Douglas around a multimedia information landscape, examining (then) cuttting-edge research by the SF Multimedia Lab and NASA Ames research center, and encountering hypermedia visionaries such as Vannevar Bush and Ted Nelson. Looking back now, it’s interesting to see how much he got right and how much he didn’t: these days, no one’s heard of the SF Multimedia Lab, and his super-high-tech portrayal of VR in 2005 could be outdone by a modern PC with a 3D card. However, these are just minor niggles when you consider how much more popular the technologies in question have become than anyone could have predicted – for while Douglas was creating Hyperland, a student at CERN in Switzerland was working on a little hypertext project he called the World Wide Web…

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google
Twitter
Visit Us