El peligro de las Ideas

La Palabra escondida en el silencio

La Palabra escondida en el silencioA menudo concebimos el silencio como un vacío infinito, donde no caben los significados, pues a éstos  los entendemos transportados únicamente mediante las palabras, flotando en su sonido. Aún así, Arnau [1] escribe: “silencio del Buda se manifiesta en su habla, sus palabras se adaptan a la inteligencia de quien las escucha. El lenguaje no es necesariamente falso, no extravía bajo todas las circunstancias, porque puede usarse como un medio de liberación”. El olvido de la palabra aparece así no como ausencia de significado, sino en cuanto supresión del mensajero superfluo y adecuación del discurso al destinatario del concepto. Ello implica un conocimiento previo y profundo de aquellos a quienes queremos dirigirnos, para que la Palabra sea un medio efectivo de vehicular nuestra realidad  con la suya, atravesando la inexistencia creada por la vacuidad y la tergiversación.

Hay quien considera a la ausencia de palabras como una fuente de desinformación; este es el caso de Rivas [2] cuando afirma: “considero desinformación a la situación en la que, por incumplimiento de las normas lingúísticas y/o profesionales, el destinatario de la información recibe un producto informativo incorrecto a consecuencia del silencio, la intencionalidad o el error de la fuente“. Otros parecen incluso percibirlo como amenaza o impedimento a su particular evolución, como en el caso de Calero [3] citando a  Adrianne Rich: “En un mundo donde el lenguaje y el nombrar las cosas son poder, el silencio es opresión y violencia”. Quienes debieran diseñar una sociedad justa tras el velo de la ignorancia (Rawls), regurgitan el concepto y utilizan su hedor para construir “justamente” lo contrario.

En cualquier caso el silencio no es “ausencia de mensaje”, como puede desprenderse de lasLa Palabra escondida en el silencio variadas opiniones sobre su efecto en el receptor. El silencio puede informar, desinformar, emocionar, amenazar e incluso ejercer violencia o impulsar hacia ella. Así, el abismo sin palabras se asemeja en sus efectos no a la palabra insulsa, que atraviesa el oido sin dejar rastro en la memoria, sino a la Palabra con mayúscula, la que influye y crea historia, empujando al oyente hacia el territorio de los actos o, más lejos aún, hacia la revolución en las ideas. Así se pronuncia Tremillo [4], citando a Paulo Freire, al expresar como los “ignorantes” no dejan de ser personas cultas sometidos a vivir en una Cultura del Silencio, donde la expresión de sí mismos ha dejado de ser un derecho, sembrando la semilla de una resistencia social activa paraque un día conquistará esa libertad negada.

La Palabra escondida en el silencioPodríamos concluir aquí la disgresión, más no podemos dejar de sentirnos tentados de proyectar los conceptos revisados sobre un aspecto verdaderamente trascendental en nuestra sociedad actual. Es la cultura del Silencio Democrático. Donde los políticamente “ignorantes” vemos imposibilitada y coartada la extensión de nuestra libre expresión. Secuestrada por las mismas estructuras representativas, diseñadas desde el poder. Poderes nada dispuestos a permitirnos salir de la limitada expresión democrática prefabricada por ellos mismos. Hecha para perpetuar su dominio. Es aquí donde el Silencio esconde su significado. Un grito de rebeldía para que el “sistema”  nos conozca, escuche nuestra ausencia y comprenda nuestra Palabra escondida: nuestro hambre de Libertad.

Fuentes

[1] Arnau, J.- [en línea] Lenguaje y silencio en las tradiciones budistas. Ilu. Revista de Ciencias de las Religiones. 2007, XIX, pp. 85-105. ISBN: 978-84-669-3050-5. [consultado: 04/01/14] [enlace externo]

[2] Rivas, J.M.- [en línea] Desinformación: revisión de su significado. Del engaño a la falta de rigor. Estudios sobre elmensaje periodístico, nº 2, 1995. Servicio de Publicaciones UCM, Madrid. [consultado: 04/01/14] [enlace externo]

[3] Calero, M.L.– [en línea] DEL SILENCIO AL LENGUAJE (PERSPECTIVAS DESDE LA OTRA ORILLA). Instituto de la Mujer (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales). Madrid, 1999. [consultado: 04/01/14] [enlace externo]

[4] Tremillo, L.F.- [en línea] La cultura del silencio: características y consecuencias sociales: una perspectiva de Paulo Freire [Primera Parte] [consultado: 04/01/14] [enlace externo]

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google
Twitter
Visit Us