Allí donde vengo

El ruido de sus rápidos me acunó en la infancia. Dueña de su mundo impone respeto en el silencio de la noche, protegiendo a los suyos. En las noches su cielo corona con mil estrellas a los vecinos de Nawa.[…]

Share Button
Continuar leyendo …