El peligro de las Ideas

Robots de carne: somos nosotros

Robots de carne

Robots de carne. El ser humano siempre envidió el hálito creativo de los Dioses. Así, en su interminable búsqueda de poder, ha ido generando sus monstruos. Ha dado luz a sucesivos engendros que en realidad no eran sino imágenes de sus propias y odiadas debilidades. Nació Frankenstein para terminar con

Renta básica y quimera del bienestar

El mundo cambia y lo hace de manera acelerada. Tanto es así que nos sorprende aupando nuevos paradigmas. Algunos nos resultan muy inesperados. Es el caso de los nuevos modelos familiares (González [1]), la gestación artificial o la educación participativa (Acevedo [2]). Otros sin embargo nos parecen más fáciles de

Neofascismo. Nacionalismos violentos.

Neofascismo, un vocablo compuesto por “neo” (nuevo) y “fascismo”. Una ideología de carácter fascista que trata de restaurar regímenes políticos de este tipo [1]. Es un  concepto que parece renacer en las posiciones políticas actuales de la izquierda comunista. Según García [2] estas posturas se basan en “mitos que sirven

EURABIA ¿Europa islámica?

EURABIA. ¿Es posible una Europa islamizada, donde la vida cotidiana en las calles se aproxime más a los crímenes  y barbaridades que vemos en las imágenes de Siria que al ambiente de paz que asumíamos como el estado natural en una sociedad civilizada? La respuesta comienza a perfilarse claramente a

Ser virtual y realidad. ¿Quién tiene el control?

cuidado con lo virtual

Ser virtual está de moda. La experiencia personal en las redes sociales y los mundos virtuales cobran creciente importancia. Como muchos otros avances tecnológicos, no parecen aportar per se ni perjuicios ni beneficios. Todo dependerá de cómo sepamos gestionar la mutua relación entre nuestro “yo virtual” y nuestro “yo real”.

Quo Vadis Terra. Un hogar común

La Tierra, nuestro único mundo, ha progresado mucho en la historia de la humanidad. Vivimos ahora en un sistema donde lo mejor y lo peor de nuestra especie caminan en paralelo: las Naciones Unidas (UN) lo expresan escribiendo en su Web que “El mundo está experimentando una prosperidad sin precedentes,

Trabajo y Futuro ¿son compatibles?

En este mundo moderno, donde las maravillas de la tecnología nos inundan a cada paso permitiéndonos augurar un futuro brillante para nuestra civilización, no todas las consecuencias son tan maravillosas como prometían y aunque en épocas de abundancia no lo percibamos, cuando llega la carestía la verdad se muestra en