No es un adiós

Un adagio dice que para que un niño crezca hace falta todo un pueblo. Este proverbio significa que la educación de un niño no se limita a sus padres, sino que depende también de su entorno, y este pueblo habéis sido cada uno de vosotros, querido profesores. Durante seis meses hemos sido como embriones en vuestras entrañas, nutriéndonos con la leche de la gramática y del vocabulario, incluso cuando algunas veces el postre hecho de subjuntivo nos quitaba el apetito, vuestras experiencias, vuestros conocimientos, vuestras convicciones y vuestro apego a la formación, alumbraron los estudiantes que somos. La enseñanza de la lengua española a los estudiantes extranjeros ha sido, es, y será vuestro primer objetivo. A través de estas palabras cada uno de nosotros expresamos nuestro reconocimiento. Gracias por vuestra paciencia, vuestros consejos y vuestra sonrisa. Gracias por haber enfrentado con bravura viento, frio, y calor para permanecer a nuestro lado. Gracias por este momento compartido que guardaremos como recuerdos inolvidables. Estaremos contentos de haberos conocido, pero también triste de no volver a veros. Quizás un día se crucen de nuevo nuestros caminos……….. Somos realistas y sabemos que eso no ocurrirá pronto. Felicidades a vosotros, queridos profesores, pues sois auténticos magos. Para comprobarlo es suficiente volver la vista atrás y revisar la película de nuestros primeros pasos en esta escuela y contemplar hoy el resultado. Muchas gracias al personal administrativo, con el director a la cabeza, por todas esas actividades organizadas que nos han permitido enriquecer nuestros conocimientos sobre la cultura española, y también su continua preocupación por tomar en cuenta nuestras sugerencias para mejorar esa universidad. Gracias al personal de mantenimiento y al de seguridad por todos los servicios que nos habéis brindado. Gracias a todas aquellas personas que no hemos podido mencionar aquí y que nos han prestado sus servicios desde el anonimato. A todos vosotros, sabed que nuestra separación no es un adiós sino únicamente un hasta luego.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *